Saltar al contenido

¿Cómo reparar un bote inflable?

Una de las ventajas de las barcas o botes inflables respecto de otros modeos (como los de fibra de vidrio o madera) es que al poder desinflarse, ocupan muy poco espacio por lo que lo podremos guardar en nuestra casa sin ningún problema. Pero la principal ventaja es que debido a los materiales de los que está fabricado (tela o lona plástica) es relativamente sencillo repararlos en caso de que sufran algún percance. Los demás tipos de barca una vez que han sufrido un accidente no se pueden reparar y ello implica tener que sustituirlos del todo con el consiguiente gasto.

Consejos para reparar tu bote inflable

Como dice el refrán, más vale prevenir que curar. Lo primero que tenemos que hacer es ser conscientes de que estamos tratando con un producto delicado y que tenemos que ser cuidadosos cuando lo manipulamos, ya sea para inflarlo, desinflarlo, etc… Sin embargo, hay veces que por mucha atención que pongamos no evitaremos sufrir algún mal en nuestra embarcación.

Una vez que el daño ya se ha producido, nos tenemos que poner manos a la obra. Necesitaremos una serie de materiales (pegamento PVC, Gafas de protección, lijas, pistola de calor). A veces se da la circunstancia de que el pinchazo no es apreciable a simple vista y nos vemos obligados a buscarlo para poder repararlo. Para esto tenemos que inflar el bote y cepillarlo con agua y jabón. Cuando veamos que se formar unas burbujas en la superficie del bote habremos localizado el pinchazo.

Cuando ya sabemos donde está el problema debemos limpiar en profundidad la zona reparar y llegado el caso podemos utilizar alcohol (pero solo sobre esta zona). El disolvente contiene un producto que suaviza y consigue disolver la capa superficial del PVC. Al juntase el parche reblandecido con la superficie que hay que reparar, que también está reblandecida, se produce una unión de materiales muy parecida a la soldadura. Una vez disuelto el disolvente las dos piezas quedan totalmente unidas.

Eso si, antes de aplicar el disolvente tenemos que lijar la zona de unió dando unas pasadas con el papel de lijar. De este modo eliminaremos cualquier residuo de material desgastado o cristalizado y dejaremos al vivo el nuevo material de PCV bajo la superficie. Después de aplicar el disolvente a la superficie del parche y al tejido pinchado esperaremos 5 minutos a que se evapore hasta que se suavicen las dos superficies. Aplicamos disolvente de nuevo y lo dejamos evaporar unos minutillos para después unir las piezas depositando primero el parche y después presionando con fuerza.

Otra manera de comprobar el estado de nuestro bote inflable es fijándonos en su apariencia, si la tela está arrugada o notamos pequeñas burbujitas pueden haber pasado dos cosas: que ya tenga cierta antigüedad o que haya sufrido con los rayos de sol. Llegados a este punto es necesario sustituir el bote por otro, porque un parche no solucionará nada.

Un aspecto que no debemos olvidar es que no podemos reparar nuestro bote en cualquier momento. Las condiciones atmosféricas son importantes, así que si tenemos un día muy lluvioso o muy húmedo, o tenemos temperaturas extremas (mucho frió o mucho calor) tendremos que esperar a que las condcones sean más favorables Se recmienda repararlo cuado la temperura se encuentre entre os 18 º y 25 º y la humedad se encuentre por debajo del 60 %.

¿Cómo limpiar el bote inflable?

Para limpiar nuestra embarcación adecuadamente tenemos que evitar a toda costa utilizar productos que dañen el tejido como por ejemplo los detergentes agresivos, ácidos, alcohol, acetona, etc.. La mejor opción es usar un jabón suave y mucha agua dulce que nos servirá para arrastrar el polvo y la arena que haya quedado en nuestro bote. Después lo dejaremos secar al aire libre.

No esperes mantener el color inicial durante toda a vida del bote porque no normal es que se vaya desgastando con su uso.